Implantes dentales con diabetes

¿Puede un paciente con diabetes colocarse implantes dentales?

La diabetes mellitus es una enfermedad crónica en la que el paciente tiene aumentado su nivel de azúcar en sangre. Se puede presentar a cualquier edad, siendo la más común la tipo 2. Si no se realiza un diagnóstico precoz ese aumento de azúcar en la sangre podría deteriorar a otros órganos como los riñones, los ojos, piel, corazón y, además, a los dientes y las encías. Es por ello que, cuando un paciente es diagnosticado como diabético, debe acudir al dentista y hacerse una revisión completa.

Numerosos estudios científicos indican que los pacientes diabéticos tienen una mayor predisposición a padecer enfermedad periodontal, que a su vez puede empeorar el estado de su diabetes. Por ello es importante mantener las encías sanas y tratarlas para que no afecte a los dientes y los tejidos que los rodean y no termine en la pérdida dental. Igualmente, si vamos a proceder a la reposición de alguno de nuestros dientes con implantes es importante que nuestras encías estén sanas antes de la colocación de estos.

En el caso de necesitar un tratamiento con implantes lo más importante es que el paciente tenga controlada su diabetes. Cuando no existe un buen control glucémico no sería aconsejable la colocación de implantes dentales, debido a que la respuesta de nuestro sistema inmune disminuye y se pueden producir infecciones alrededor de los implantes, una mala cicatrización y una no osteointegración del implante. Sin embargo, cuando el paciente está bien controlado no existe riesgo para la colocación de implantes dentales.

Qué debemos tener en cuenta para colocar implantes dentales a un paciente diabético controlado?

  1. INFORMAR siempre al paciente del tratamiento que se le va a hacer y darle las explicaciones necesarias de las ventajas y de los inconvenientes.
  2. EXAMEN PREVIO EXHAUSTIVO para conocer la situación de la diabetes en el paciente y así poder proceder a la colocación de los implantes dentales.
  3. REALIZAR PRUEBAS complementarias como radiografías en 3D, modelos de escayola, fotografías, etc, para comprobar que se pueden colocar implantes.
  4. CALIDAD DEL IMPLANTE. Es importante conocer qué implante se nos va a colocar ya que todos los implantes no son iguales y de la misma calidad.
  5. REVISIONES periódicas más frecuentes que en un paciente sano para evitar las complicaciones.
  6. BUEN CEPILLADO con un cepillo de cirugía que le regalamos en nuestra consulta, para que nuestras encías cicatricen bien y no haya infecciones por acúmulo de placa bacteriana sobre los implantes.
  7. ENJUAGUE BUCAL con clorhexidina para ayudar a los tejidos a cicatrizar y a su vez eliminar placa bacteriana.
  8. MEDICACIÓN dependiendo de cada paciente puede ser necesario mandar algún antibiótico para evitar infecciones posteriores a la cirugía.

En general hay que recordar que el tener diabetes no significa que no podamos colocarnos implantes, ya que existen numerosos estudios que han demostrado que el éxito de los implantes dentales en estos pacientes es bueno siempre y cuando se realicen los cuidados oportunos.

¡Así que ven a visitarnos y te ayudaremos a tener una sonrisa bonita!

Puedes contactarnos desde nuestro formulario, o llamar al 605 846 785 (también whatsapp).